miércoles, 8 de abril de 2009

A SIDE TRIP TO ALBAIDA by: JOHN HOWE

VIAJE A UN LUGAR, ALBAIDA
by JOHN HOWE

Un breve paseo a través de la Puerta del Silencio
Los pasos de la mayoría de peregrinos se dirigen a los lugares santos - trayecto metafísico del viaje - lugares vinculados de alguna manera a la familia -búsqueda de antiguas raíces-. Nuestros pasos nos conducían a ver las pinturas.
A principios de marzo de este año, ya que teníamos previsto asistir a la apertura de los SWISS DESIGN IN HOLLYWOOD exposición en Valencia -envasado de cuadros, control de aduanas y seguros- algo persistía en la parte trasera de mi mente. He aprendido a prestar atención a esos pequeños avisos, ya que son débiles, y de pronto un nombre vino a la mente: José Segrelles. Él no era de Valencia, lo que pensaba. Una rápida búsqueda, después escribí a los organizadores de la muestra diciéndoles: "Tenéis que organizarnos para ir a Albaida. Tenemos un museo para visitar."
Así lo hicieron.
Pero, lo primero es lo primero. El espectáculo fue realmente hermoso, perfectamente iluminado y organizado. Valencia es una ciudad realmente brillante, con el cauce del Río Turia (desviado por otra parte) transformado en un interminable parque recorriéndolo por el centro. También tuvimos la suerte de conocer de cerca de Christian Scheurer y su adorable familia, quienes con la pequeña, se desplazaron desde los Ángeles para la ocasión. Sabéis que el trabajo de Christian Scheurer, -aunque no seáis conscientes de ello- está trabajando desde hace más de una década como especialista de efectos especiales en exteriores, no sólo en Hollywood, sino por todo el mundo.

[Pichar enlaces para ver las fotos]
SWISS DESIGN IN HOLLYWOOD: Exposición
De izquierda a derecha, más o menos en orden:
SWISS DESIGN IN HOLLYWOOD, en el campus universitario.
Al llegar a la exposición en sí, que estaba integrado por los grupos de base, y aumentada con las impresiones de Christian Scheurer y el trabajo de HR Giger, esculturas de Giger, y algunos originales de las minas. Así como documentales que también se ofrecen regularmente en la exposición. Inevitablemente, autógrafos, -a pesar de que es prudente no quedar atrapados en esa trampa bastante agradable, o que acaban de firmar todas las cosas tarde. Firmar el libro de visitas - cualquier oportunidad de dibujar algo en una bonita página en blanco ...
SWISS DESIGN IN HOLLYWOOD: Conferencia
De izquierda a derecha, más o menos en orden: Carlos Arenas, comisario de la muestra, en la inauguración, seguida por Patrick Gyger, quien hizo una presentación de la Maison d'Ailleurs - incidentlally, el único museo de ciencia ficción en el mundo, junto con una institución mucho más modesta en Seattle . Christian hizo una bonita reseña cronológica de su obra, que incluye créditos de películas como Matrix, Final Fantasy, ¿Qué esperanzas y sueños trae el mes de mayo? (Lamentablemente, sus labios estaban cerrados por contrato en lo que concierne a los últimos años de trabajo y los proyectos más recientes, por lo que tendrás que esperar hasta que las películas se estrenen.) Después de que se terminó mi breve presentación (en realidad más de un Q & A glorificado que una conferencia), todo el público se levantó y alineó para los autógrafos.
[Pichar enlaces para ver las fotos]
Paseo
en Valencia
De izquierda a derecha: la “Mascletà” de Valencia en un paroxismo de ruido, humo y temblores de tierra. Las Fallas son básicamente un carnaval de primavera, y la plaza del ayuntamiento está vallada y llena de explosivos y fuegos artificiales que se explotan todos los días a las 14’00 h durante unas dos semanas, para dar lugar al final de la conflagración el 19 de marzo. Un espectador me dijo que, yo estaba temblando, en realidad comprobaba que mi cabeza no había explotado y mis tímpanos estaban intactos: Grandioso ¿no? Cuanto más estridente, mejor. La Comunidad Valenciana cuenta con una hermosa estación –de tren- de estilo Art Nouveau, con espectaculares decoraciones. La Lonja, el "intercambio de la Seda", construida en 1492 como sede de los distintos gremios del poderoso comerciante es un pequeño y fantástico bosque de columnas enroscadas del Gótico, sosteniendo una bóveda de al menos, 15 metros de altura. Las criaturas de las esquinas del exterior del edificio se deben a admirables escultores del gótico. Europa sería muy diferente sin ellas. Me encantan los globos, sobre todo cuando un buen puñado de ellos están atados y se mueven por el fuerte viento. (, Cuando me entretengo demasiado a tomar estas fotografías sin sentido, mi pobre -y paciente- esposa, se desespera porque no ve el momento de acabar). Románico, con una ligera influencia morisca, pero Valencia no tiene (desde hace tiempo) una verdadera arquitectura morisca. Pausa para esperar mientras yo tomo fotos insólitas de los cuadros de graffiti de la calle es otra cruz que nadie vagando por una ciudad conmigo, está destinado a soportar.
Pasos de las procesiones de Semana Santa, algunos con un par de siglos de antigüedad – fue como el refuerzo en la parte de atrás de un gran almacén de la película Terry Gilliam. Art Nouveau cornisas figurado en la tumba de algunos ricos mecenas, en la entrada del Museo de la Ciudad -no puede recordar su nombre, pero fotografié los bustos minunciosamente-. Más restos Góticos en la catedral principal, pero en el lateral -la entrada de la fachada es barroca. Estructuras futuristas en el Parque del Turia -Creo que este es el teatro Imax.
Palacio de Marqués de Dos Aguas
Bueno si quieres rococó, o mejor aún, churrigueresco, este es el lugar. Originalmente es un edificio gótico, la fachada florida se añadió en 1740 cuando se restauró por Hipólito Rovira, (Las esculturas son de la mano de Ignacio Vergara, quien también contribuyó en el barroco de la catedral.) No estoy muy seguro de lo que representan los dos ríos –de las esculturas de la fachada-, pero mi suposición sería el del Nilo a la derecha. (Si la criatura que representa es un cocodrilo ...) las feas ventanitas alineadas en cada lado, por lo que es prácticamente imposible tomar fotos, son un reciente añadido.
Sin embargo, lo más inolvidable de todo el viaje, fue la excursión. Para ver un artista: José Segrelles. José Segrelles nació en Albaida, el 18 de marzo de 1885.
A la edad de nueve años, su talento poco común propulsado a Valencia (distante sólo 90 kilómetros, pero recuerden, esto fue en la década de 1890, por lo que debió haber sido un buen paso para una edad de nueve años de edad.) Se presentó con su hermano Vicente (José fue uno de los 13 niños en la familia Segrelles) y tomó clases en la Escuela de Artesanía, así como la Academia de San Carlos de Bellas Artes. Tres años más tarde, su hermano mayor murió y con 12 años de edad, José fue a continuar sus estudios en Barcelona, viviendo en la casa de su tío.
Al acabar la licenciatura en Bellas Artes, encontró empleo retocando los negativos y las fotografías de los estudios, "Napoleón". Con 27 años, sus ilustraciones se publicaban periódicamente, en primer lugar por la Editorial Granada, más tarde para la prestigiosa Editorial Araluce.
En 1918 Segrelles expuso en Barcelona, donde conoció a su colega valenciano Vicente Blasco Ibáñez, quien profundamente impresionado y conmovido por la exposición, le solicitó una reunión con el artista, para encargarle de inmediato las ilustraciones para cuatro de sus novelas: "La Catedral", "El Intruso", "Los Muertos Mandan" y "Flor de mayo". Luego publicó "Las Florecillas de San Francisco" en 1923. Segrelles en 1926 se puso en contacto con la revista Illustrated London News y viajó a París en 1927 con el fin de firmar con ellos. En ese mismo año, publicó once obras de Beethoven, así como otros que representan la música de Wagner, Chopin y Mozart. "Las Florecillas de San Francisco" se publicaron en Italia, la primera edición internacional de su obra -a menos que me equivoque, el único libro extranjero con sus ilustraciones. Segrelles en 1929 fue galardonado con la medalla de oro en la Exposición Internacional de Barcelona, por su ilustrativa interpretación de "La Divina Comedia" de Dante. 1929 lo vivió en su camino a América, donde trabajó para una gran variedad de prestigiosas revistas, haciendo campañas publicitarias, y con la oportunidad de exponer su obra fuera de España. En 1930, Salvat Editores, publicó "Las mil y una noches", algunas de esas ilustraciones, también aparecen en The Illustrated London News. Sin embargo, la nostalgia, le obliga a regresar a Albaida en 1932, con un puñado de bocetos en su maleta, con apuntes del estudio y de la casa que soñaba. (Sin embargo, viaja a Chicago, para visitar el Observatorio Yerkes, quedando fascinado para toda la vida con la Luna.) En 1932, en el London News publica "Aladino", "Ali-Babá y los cuarenta ladrones" , "El Príncipe Diamante", "Farizada" y "Simbad el Marino '- un total de treinta y dos acuarelas. También publica cuatro ilustraciones sobre el tema" Sueños Famosos "con London News e ilustra la historia de Cabeza de Vaca para el editor Araluce.
Segrelles, sigue trabajado en un estudio en casa de sus padres durante los tres años de la Guerra Civil, y en 1940 finalmente pone la primera piedra angular de la casa que había soñado en América. Se casó con una joven que conocía desde pequeña, Rosita Tormo, pero murió tan sólo 20 meses después de la boda. No tuvieron hijos. Segrelles aceptado encargos para restaurar iglesias que habían sido dañadas o destruidas durante los disturbios, no sólo, en Albaida, o la provincia de Valencia. Una habitación de su nueva Casa Museo, la dedicó a sus libros, una extensa biblioteca de varios miles de volúmenes. Segrelles la convierte en una biblioteca para su pueblo, abriéndola al público en julio de 1943. La biblioteca fue cerrada al público en octubre de 1967. El anterior director del Museo Fernando Tormo y el editor y entusiasta de Segrelles, J.J. Soler volvieron a abrir la biblioteca en febrero de 1982 y actualmente sigue abierta por las tardes. (No puedo dejar de pensar en algunos lugares como Albaida -imagino una noche sumergiéndome a través de sus libros y los ejemplares de The Illustrated London News. Creo que necesito volver a Valencia.)
En los años cincuenta, Segrelles dirige sus ojos hacia el cielo de la noche y su imaginación a las estrellas, a partir de dibujos de carbón imagina obras siderales, dedicándose eventualmente a su creación, en los años 1950 y 60, son únicos los óleos de nebulosas, las erupciones solares y planetas lejanos . Pintó los cráteres de la luna, e incluso su lado oscuro, en una serie de bellas acuarelas. (Sus primeros cráteres lunares son de la década de 1920 y se inspiraron en los agujeros de pan seco, encontrando la documentación para las pinturas de las erupciones solares en su propio hogar.) Incluso, ilustró a HG Wells, pero sobre todo, las pinturas más increíbles, son los retratos imaginarios del espacio. Procesaba un profundo respeto y fascinación por la Luna, y hacia el final de su vida, pintó hermosas fantasías espaciales cercanas a la corriente surrealista. Su ciencia ficción carece de las naves espaciales y la tecnología (con la excepción del inquietante alunizaje de una nave espacial de color azul), las trampas convencionales de la ciencia-ficción son cambiados por un paisaje intimista, por sus atmósferas por sus iluminaciones; Segrelles, no podía creer que el hombre llegaría a conquistar el espacio salvo en su mente. Pintó las erupciones solares y nebulosas, que tienen una lírica poética y una gran calidad, simplemente porque la pintura es la forma en que consideraba que se debería mirar, sin ayuda -pero sin obstáculos- con sofisticados telescopios. Son simplemente sorprendentes. (Segrelles construyó con papel maché un disco lunar, con varios planetas del tamaño de naranjas, con mármoles como lunas, para su observación.) También creó una serie de intrigantes e imaginativas "ilustraciones médicas" que representa el funcionamiento interno, microscópico de cuerpo humano, posiblemente, las únicas fantasías líricas que se han hecho en pintura.
Profesor de Bellas Artes en la Universidad de Valencia, que finalmente abandonó en favor de la pintura. Fue nombrado pintor oficial de la Diputación de Valencia, contribuyendo con más de setenta originales a su libro oficial de firmas.
Sus ilustraciones de Don Quijote, en las que había estado trabajando ya en los años 30, (algunas fueron reproducidas en The Illustrated London News) fueron finalmente publicadas en 1966. Don Quijote se considera su mejor trabajo. En conjunto, creó 106 acuarelas en color y 125 dibujos a tinta del Cervantes clásico. Segrelles esta a la altura y en ocasiones supera los omnipresentes los grabados de Gustave Doré, pero son prácticamente desconocidos fuera de España. Murió en Albaida de 3 de marzo de 1969, a la edad de 83 años, poco después de ver Apollo 9 despegar en órbita. Su casa en la actualidad sigue siendo la Casa Museo Segrelles.
[Pichar enlaces para ver las fotos]
Izquierda:
Casa-Museo José Segrelles. Para encontrarla, ir a la catedral Albaida, luego a la izquierda y gire a la derecha detrás de los naranjos y una pequeña calle.
Derecha: Visita del museo. En la entrada, siendo saludado por el conservador Juan Carlos Tormo y traductora María Molina. La primera galería principal - el museo de iluminación es muy moderna, y es difícil tomar fotografías decentes. (Las personas del Museo fueron muy amables facilitándome que su contenido llegara a mi corazón, pero muchas de las fotos estan por desgracia, un poco desenfocadas.) Siderales (a falta de una palabra más apropiada) comprenden la fila superior. Más acuarelas, en particular, la Torre de cráneos y otras ilustraciones de la mil y una noches y Dante, se encuentran en la vitrina de vidrio por debajo de los óleos siderales. Otra foto de la misma galería, con un "paisaje lunar". Segrelles pintó muchas nebulosas al óleo, hay varios en el museo, todos increíbles. Hablando con el conservador - la casa está a diferentes niveles, con entrepisos y con un estilo orientalista con motivos inspirados en temas moriscos. A la entrada hay un óleo con la Guerra de los Mundos de HG Wells. Con Carlos Arenas, comisario de la exposición en la Comunidad Valenciana SWISS DESIGN IN HOLLYWOOD.
Sí, es un auto-retrato de Segrelles, un hombre joven en la pared de detrás. Dos turistas muy felices. (También firmé el libro de visitas. La página anterior fue firmada por el Rey Juan Carlos).
Es muy difícil encontrar la obra de Segrelles. (Incluso hubo dificultad para llegar a Albaida – carreteras en obras- y una vez en el pueblo, no había señalización y le preguntamos a la policía. Nos dijeron que siguiéramos hasta la iglesia y llegáramos a una calle estrecha al final de la plaza que lleva su nombre.) Segrelles es uno de los artistas de pintura fantástica de todos los tiempos más injustamente ignorados. Que yo sepa, no hay libros sobre su trabajo fuera de España, y ninguno de ellos traducido al inglés. Con la excepción de exposición en 1931 en el Roerich Museum de Nueva York, no han habido más exposiciones de su trabajo fuera de España.
[Pichar enlaces para ver las fotos]
Envío: Hacer lo mejor para capturar, al menos, algunos rastros de las diferentes obras. Dos siderales, absolutamente increíbles. (Ustedes disculparan que publique fotos tan terribles, la mayoría de mis fotos salieron mal.) Una vista impresionista, titulada "Nueva York". Dos ángeles, recostados sobre las nubes, sus acuarelas de las Mil y una noches. No son muy grandes, pero son absolutamente exquisitas -detalladas e increíblemente pictórica-. (De nuevo con la nariz contra el vidrio ante una pintura como esta, me reafirmó con que la acuarela no es el mejor medio pictórico.) Más siderales, en particular, un lado oscuro de la luna, tal vez la mejor acuarela del museo- disculpas por la mala fotografía. (Ustedes entenderán porque es mi favorita.) En la biblioteca de Segrelles, un gran escritorio para la lectura.
Derecha: The Illustrated London News.
Imposible tomar fotos, pero quería compartir con ustedes la emoción de ver estas imágenes de finales de los años 20 y principios del 30. De izquierda a derecha, las ilustraciones de la Divina Comedia de Dante, las sinfonías de Beethoven, Don Quijote, y más Beethoven. Es una lástima que tuvimos que estar poco en la biblioteca. Iba a sugerir que me permitieran volver a Valencia por mi cuenta aunque fuera en autoestop y permanecer toda la tarde en la biblioteca.
Muchas imágenes de Segrelles son conocidas en todo el mundo –publicadas de vez en cuando en alguna revista o anuario de ilustración-, pero la mayoría de su trabajo aún está por descubrir. Hay un pequeño catálogo en español, titulado "J. Segrelles y Su Casa Museo", muy bien producido, que puede servir como una buena introducción a su obra. Fue publicado por el museo, y puede obtenerse directamente de ellos. También hay un catálogo del museo ", José Segrelles: Les Mil i Una noches", publicado por el Museo de Bellas Artes de Valencia, para una exposición en 2007. (Es bilingüe - catalán y español.) Para ser una de las mejores obras de ciencia-ficción y uno de los mejores ilustradores de su tiempo, (digno de la categoría de los mejores ilustradores de todos los tiempos) es una lástima que no haya más libros dedicados a su arte.
Y eso es todo. Usted puede encontrar D Quijote, pero hay diferentes ediciones, y no todos tienen la totalidad de las ilustraciones. (Sirve de ayuda si usted lee el español, o si usted puede hacer como yo, conformarse con sólo admirar las fotos.) En caso contrario, si posee ejemplares de la antigua The Illustrated London News, o el Redd Bock de América de los años 1930, entonces son ustedes muy afortunados. (Si tienes varias copias, mi cumpleaños está cerca…)
Por tanto, no nos queda más remedio que ir al museo. Hay algo de peregrinación en él, y él mismo Segrelles llamó a la puerta de la Sala Museo, "La Puerta del Silencio", lo que constituye ya un solemne sentido de la introspección y la ensoñación. Las Casas Museos de escritores o artistas fallecidos, a menudo tienen algo de ellos, un toque de intimidad puesto de manifiesto a regañadientes, haciendo una visita, incluso para el más ferviente de los peregrinos, no deja de parecer una intrusión. (Por no hablar de las mesas y las vitrinas dispuestas ordenadamente).
No hay nada de eso en el Museo de Segrelles. Como su casa ya estaba abierta de la misma manera durante su vida, con la biblioteca y con los recitales de piano, entre otros eventos realizados en la gran sala. Uno imagina a Segrelles, tal vez sentado en una de sus mesas camilla. -Hay varias cámaras en su casa, donde usted puede sentarse y mirar hacia abajo, o ver a través de las ventanas, de las celosías orientales. –Como las que hay para escuchar la música de piano y observar los rostros de sus paisanos sin ser visto. Nada voyeurista o señorial, sólo se trata de ser parte sin necesidad de participar. Es sin duda una casa curiosa, que te hace sentirte privilegiado al entrar. Bienvenido aunque el dueño de la casa no esté. Creo que podríamos haber dedicado más tiempo para visitarlo. Vamos a volver. Quizás para finalmente terminar la peregrinación.
[Pichar enlaces para ver las fotos]
Envío: yeso de la mano de José Segrelles. El dedo anular de su mano izquierda es curiosamente más corto.
Derecha: El estudio, en el último piso de la casa. El director tuvo la amabilidad de retirar la cuerda que acordona la zona y fuimos capaces de vagar para deleite de nuestro corazón. La última imagen es una impresionante erupción solar que se cuelga en la cocina, en una parte del museo no abierto al público.
Si usted se encuentra en la región de Valencia, no tienen otra opción. Albaida está a sólo una hora de distancia al sur-oeste.
Casa Museo José Segrelles
Plaza Pintor Segrelles, 13
46860 Albaida
Teléfono y Fax: 96 239 01 88
Antes de ir, se puede visitar el museo virtual. (También hay una pequeña entrevista acerca de nuestra visita allí.)
Pero, ¿por qué no es el arte de José Segrelles mejor y más ampliamente conocido? Es de la misma dimensión que la de los ilustres Dulac, Rackham, Parrish y otros nombres.
Parte de la responsabilidad recae en las editoriales españolas, (pero después, cada país tiene decenas, si no cientos de ilustres maestros de imágenes que han caído totalmente en el olvido). Es incomprensible que no hayan aparecido los libros ilustrados por Segrelles en cualquier otro idioma. (A diferencia de la vecina Portugal, que mezcla alegremente en las librerías, libros en muchos idiomas extranjeros, España, sólo edita en gallego, castellano, vasco, catalán y valenciano).
La obra de José Segrelles es más difícil de "encasillar" que la de otros pintores-ilustradores. No se clasifica (o no cabe) en un cajón fácil de cerrar. A diferencia de Rackham, por ejemplo, que fue un prolífico pintor en óleos, la mayor parte de su última obra es de carácter religioso, sus siderales son imposibles de catalogar en alguna corriente estilística, y además tal vez muchos de sus originales se han perdido. Por lo tanto, hacer un volumen representativo de su obra significa la combinación de varios libros en uno, con las diversas sensibilidades y las competencias de redacción que tan ambicioso proyecto exigiría.
Tampoco José Segrelles pertenece a una época. Es un joven del siglo pasado, pero realmente no de espíritu Victoriano, ni totalmente un exponente del Art Nouveau ni Deco, aficcionándose en los extravagantes años 30 'brillo y purpurina (esplendor y pompa), y haciendo caso omiso de la embriagadora posguerra años 50 en favor de un enfoque único para la modernidad. El arte de José Segrelles no es fácil de encasillar. No es fácil de etiquetar. No encaja fácilmente en cualquier categoría, en cierto sentido, hay demasiados Segrelles para nuestro gusto, de quienes adoramos clasificar el arte en diferentes géneros. Nos encanta que así sea aunque no podamos catalogarlo ahora. Al contrario tampoco queremos decir que él, sea un oportunista pictórico. A parte de los encargos fuera de la ilustración, de la cual todos los trataba preciosa y hábilmente, con la posible excepción de los temas anglosajones como “El Rey Arturo”, los cuales bien podrían haber sido un poco menos su taza de té( voldra dir que li va dedicar menys temps que el que gastava fent-se un te?), el fue totalmente su propio maestro.
Quizá de alguna manera, José Segrelles vivió sólo muy ligeramente en el momento equivocado. Sus ilustraciones son joyas de la Edad de Oro de la Ilustración, pero un par de décadas "tardías". Sus pinturas, especialmente los temas espaciales, son joyas de la modernidad y la fantasía surrealista, pero en una época en la que fueron atadas las mentes con las máquinas y diferentes capas de la sociedad con la tecnología y el progreso (capa a capa, desde aspiradoras a i-phone ). José Segrelles no trató de poner el hombre en el espacio (aunque llegó a ver el primer lanzamiento por la televisión, y la única nave espacial que parece que pintó es una de las que se estrella en la Luna), pero puso el propio espacio en el centro de su preocupaciones. Lo hizo en un mundo tan lleno de sí mismo que el público, no llegó a entender la pureza de su lirismo espacial. Uno anhela los automóviles y los hombres en órbita, no la poesía visual anti-tecnológica de un artista español de edad avanzada en una pequeña ciudad española de Albaida.
No queremos decir en modo alguno que estaba "por detrás" o "antes de" su tiempo, su arte es independiente de la moda. Tal vez, sencillamente, está "fuera" de todo tiempo.
Pero José Segrelles, tenía razón. Ahora que estamos llenando nuestra Tierra, ahora que estamos cuestionando las nociones de progreso, la visión de la belleza de su obra es una clara señal de que tenemos que pensar más amplia y nítida, el lugar que ocupamos. Considerar nuestra íntima interrelación con nuestro mundo y sólo lo que piensa hacer con ella. Ningún otro artista ha combinado magistralmente la ciencia ficción y mito, futuro y pasado, como José Segrelles. De alguna manera, su fallecimiento, prácticamente en el mismo instante en el que llegaba a órbita el primer vuelo espacial tripulado por un americano, 6 meses antes de que el hombre efectivamente aterrizara en la luna (¿una idea que no le llamó la atención o -una idea que no le atrajo? - la comercialización de la sublimidad de Selene por unos pocos conjuntos de huellas de pisadas, polvorientas), es una de esas estupendas coincidencias de los mundos terminados con pinceladas para cada uno y luego borradas para siempre. Ahora podríamos usar su visión (admirablemente, o magníficamente)
Es hora de una retrospectiva de su obra en París, Nueva York, Londres, Roma o Tokio, la única oportunidad para que su forma de entender el arte se reencuentre con un nuevo público. Sería muy bueno para todos nosotros.
Entre tanto, he aquí algunas de sus pinturas.
[Pichar enlaces para ver las fotos]
Envío: José Segrelles proporcionó 106 acuarelas y 125 dibujos a tinta para D. Quijote. (Bueno, él era el español, ¿no es cierto?, así que hay una segura inevitabilidad para semejante empresa)
Derecha: Páginas de The Illustrated London News, en la que Segrelles interpretó plásticamente la música de Beethoven. (Segrelles procesaba verdadera pasión por el compositor, haciendo numerosos retratos y un óleo con el Dios de la Capilla Sixtina que toca la mano extendida de Adán, pero esta vez tocando la frente de un busto de Beethoven como del Monte Rushmore.)
[Pichar enlaces para ver las fotos]
Envío: Dos Segrelles ilustraciones de HG Wells, seguida de una nebulosa y varios siderales. La última es una de las pocas naves espaciales que pintó (que yo sepa por supuesto).
Derecha: las acuarelas de temática de medicina de Segrelles son totalmente imaginarias. Que él debiera escoger semejante temática para ¿interpretar pinturas? ¿o expresarse pictóricamente? es lo más curioso. Independientemente de sus motivos, el resultado es llamativo e intrigante.
[Pichar enlaces para ver las fotos]
Algunos notables pinturas de Las mil y un Noches de Segrelles.
[Pichar enlaces para ver las fotos]
Disculpas por no poder puesto los títulos en muchos de estos, no tengo ni idea de lo que muestran, ni de sus títulos originales.
Izquierda: La primera imagen es para un tema que he acertado en identificar, son dos ilustraciones de Wagner "Anillo de los Nibelungos" y Dante. La 5 ª y 6 ª de las imágenes son definitivamente el infierno de Dante. A continuación, la Torre de Cráneos, una ilustración para una de las novelas de Vicente Blasco Ibáñez. A lo largo de dos imágenes, Excalibur Bedivere lanza de nuevo en el lago, a fin de Segrelles debe haber hecho al menos unos pocos Arthurian ilustraciones. Lo que sigue es otra imagen del infierno de Dante, que representa a los codiciosos. Seguidos por otra pintura (está discretamente colgada en una escalera del Museo de la Ciudad de Valencia), titulada El avaro, que es también de Dante. Los próximos dos cuadros, "Destino y Destino" y "Metrópolis" provienen de Reed Book, seguida de una Crucifixión (1945-50), y "lo sagrado y lo profano" (también publicado por Reed Bock). Por último, una acuarela de una novela de Vicente Blasco Ibáñez.
Derecha: El Bote de tinta (1929). Las siguientes también están identificadas. La imagen 3 es la Metamorfosis de Aniel, de Dante (1928-30), seguido de Judas. Otro sujeto desconocido, seguido por una Crucifixión. El hombre durmiendo en lo que parece una sepultura poco profunda es una ilustración del cuento de Cabeza de Vaca. (Si no has leído ”la relación” de Vaca , la historia de sus 10 años de caminata a través de América entre 1527 a 1537, desde el naufragio fuera de Florida hasta su reunión con algunos exploradores españoles en la costa mexicana). Un autorretrato del artista 1911, seguido de su último autorretarto, poco antes de su muerte (1965-67).
El © de esta traducción es de J. J. SOLER NAVARRO & REME TOMÁS con la autorización de su autor JOHN HOWE.
El © de las fotos en este boletín son respectivamente de los fotógrafos: Fataneh Ramazani, Christian Scheurer, Carlos Arenas, Patrick Gyger, J. J. Soler, Casa Museo José Segrelles. Utilizadas aquí con su permiso y mi agradecimiento.
Publicado el 31-mar-09 9:00 pm
Crónicas: VIAJE A UN LADO Albaida [Crónicas 03.31.09]
DE BABEL A-Dur BARAD [Crónicas 02.28.09]
De una ULTIMATE DIM THULE [Crónicas 02.14.09]
Konrad Gesner Y JENNY HANIVERS [Crónicas 01.31.09]
AVANCE HACIA en Kiev [Crónicas 01.15.09]
Fuera y Acerca de:
FIRMA SALIDA [Fuera y Acerca de 03.31.09]
EDIMBURGO FESTIVAL INTERNACIONAL DEL LIBRO [+ Acerca de salida 08.15.08]
PRIMAVERA EN PARÍS [+ Acerca de salida 04.05.08]
Librairie LA BULLE, FRIBOURG - DICIEMBRE 22, 2007 [Fuera y Acerca de 12.15.07]
SAINT-URSANNE [Fuera y Acerca de 07.31.07]